Trabaja DIF Morelos por fomentar una sociedad más inclusiva

A pesar de la pandemia, el organismo no detuvo su atención integral, ya que otorgó 424 mil 803 consultas y terapias en forma presenciales o virtual.

Lograr un Morelos más inclusivo es un trabajo constante que ha realizado Natália Rezende Moreira, durante sus dos años de actividades, al frente del Sistema DIF Morelos.
 
“Desde el inicio de la administración nos hemos ocupado por brindarle a las y los morelenses con discapacidad y movilidad reducida, una atención integral que contribuya a mejorar continuamente y considerablemente su calidad de vida. Un compromiso firme que nos permitió no detener esa atención en ningún momento”, expresó Rezende Moreira.
 
Además, dijo que revaluaron procesos y establecieron estrategias para seguir brindando servicios a este sector, con el uso de herramientas tecnológicas y métodos dirigidos a la manutención de la asistencia y al propósito de salvaguardarlos siempre.
 
En ese sentido, la presidenta del DIF Morelos explicó que durante el 2020, el organismo brindó 424 mil 803 consultas médicas y terapias físicas presenciales y vía remota en el Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE) en Emiliano Zapata, en los Centros de Rehabilitación Integral (CRI) en Jojutla y Cuautla y en las Unidades Básicas de Rehabilitación (UBR) de los 36 municipios.
 
Un ejemplo de lo que mencionó la presidenta es el hecho de que el Sistema extendió su atención al implementar nuevos canales de comunicación con los usuarios, desarrollando una serie de videos con informaciones, indicaciones de ejercicios y cuidados que permitieron la continuidad de sus terapias.
 
Lo anterior es una medida que potencializó el trabajo de los especialistas en rehabilitación del organismo y permitió que el acompañamiento permaneciera cercano, sin complicaciones y funcional, a pesar de las circunstancias.
 
Otro de los proyectos que tuvo continuidad en el último año fue la elaboración de 207 órtesis y prótesis, las cuales fueron entregadas a ciudadanos que necesitaban mejorar su movilidad. Pero la intervención del DIF no terminó ahí, todos los beneficiarios de los aparatos siguieron en contacto con el equipo multidisciplinario del organismo, participando en talleres y recibiendo terapia especializada para adaptarse con más rapidez a los aparatos.
 
Además de lo anterior, otra acción que impactó significativamente la vida de las y los morelenses, fue la entrega de dispositivos de asistencia personal. Acción realizada en coordinación con el Sistema Nacional para el Desarrollo de la Familia (SNDIF) voluntarios, fundaciones, empresas socialmente responsables y la ciudadanía.
 
“En Morelos hemos trabajado de la mano del SNDIF y de otras instituciones desde que inicié mi gestión. Muestra de ello fue, que a pesar de la pandemia, entregamos un total de 606 aparatos funcionales como sillas de ruedas tipo standard, eléctricas, PCA, PCI y andaderas, por ejemplo, para niños y adultos en 2020. Gracias a esta colaboración, mejoramos la vida de las personas con discapacidad y movilidad reducida, además de la de sus familias”, comentó la presidenta.
 
El apoyo del DIF nacional también se reflejó en la entrega de 300 lentes graduados a los habitantes de Xoxocotla, Amacuzac, Huitzilac y Mazatepec, impactando positivamente su visibilidad e independencia.
 
El interés de generar cambios significativos y de promover la inclusión en Morelos es tan importante para el organismo estatal que se mostró también en la entrega de vehículos adaptados a los municipios. En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, Xochitepec, Temixco, Xoxocotla y Coatetelco, recibieron unidades para trasladar cómodamente a las personas con discapacidad y movilidad reducida.
 
En ese mismo sentido, el Sistema tramitó 2 mil 363 credenciales para morelenses con discapacidad visual, auditiva, intelectual, psicosocial y neuromotora. Este instrumento de identificación les permite obtener beneficios y descuentos en materia de salud, transporte y asistencia social en todo el país y representa una importante herramienta para su empoderamiento e inserción social, cultural y laboral.
 
Asimismo, mediante la campaña de expedición de actas de nacimiento gratuitas en formato braille, los ciudadanos con ceguera o discapacidad visual de la entidad, obtuvieron este documento que impulsa su autonomía y derechos.
 
En el ámbito de inclusión laboral, DIF Morelos siguió realizando acciones en su Centro de Evaluación de Habilidades del Sistema VALPAR, proyecto realizado en colaboración con el Servicio Nacional de Empleo. Mediante esta iniciativa, 321 personas con alguna discapacidad fueron vinculadas a diversas empresas.
 
Un logro más del 2020 fue la ejecución del programa Ruta de la Salud, con el que 54 mil 967 morelenses pudieron trasladarse hacia algunos hospitales que se encuentran en los municipios como Cuernavaca, Emiliano Zapata y Temixco.
 
Además, mediante el proyecto del Módulo PreviDIF, el Sistema otorgó capacitaciones a 120 profesionales que atienden a diversas comunidades del estado en temas de nutrición y actividad física. 
 
“El consolidar un estado cada vez más inclusivo, erradicando las desigualdades y convirtiendo las diferencias en fortalezas que otorguen diversidad en nuestra sociedad, es la labor diaria que tenemos en la familia DIF Morelos. Los últimos años nos mantuvimos trabajando por un estado en el que todas y todos puedan vivir plenamente sin importar su condición y así seguiremos muchos años más”, finalizó Natália Rezende.

Te puede interesar