Se suma personal médico del HNM a donación de sangre

Con 450 mililitros se pueden salvar hasta diez bebés que requieren atención

Las transfusiones sanguíneas son necesarias para salvar vidas; conscientes de ello hay personas que se convierten en donadores voluntarios, tal es el caso de Samantha Quiroz Marín, intensivista pediatra, adscrita al Hospital del Niño Morelense (HNM), quien lleva 18 años con esta práctica humana. 

La decisión de sumarse a esta acción la tomó al ver la angustia y complicaciones que tienen las familias para poder conseguir un voluntario, mientras su paciente está hospitalizado.

Para ella la donación es una satisfacción que le genera tranquilidad y alegría al saber que puede ayudar a más personas que tienen algún problema de salud; desde hace casi dos décadas acude por lo menos dos veces al año al Centro Estatal de Transfusión Sanguínea (CETS), perteneciente a Servicios de Salud Morelos (SSM).

“Desde los 18 años de edad soy donadora altruista, comencé en la Cruz Roja y al llegar a este hospital como residente he donado por lo regular cada seis meses”, explicó Quiroz Marín.

Agregó que “es triste ver cómo les cuesta trabajo a los familiares conseguir a una persona que quiera ir a donar”.

Su trabajo diario con niños y niñas en el área de terapia intensiva, le ha permitido darse cuenta de que las necesidades de sangre son altas, por ello aseguró que mientras pueda continuará donando.

“Cuando voy a donar sangre pienso que estoy ayudando a alguien, y más cuando recuerdo a mis bebés que atiendo, con un peso de tres kilogramos; esos 450 mililitros pueden salvar hasta 10 niños, estoy haciendo algo por ellos, y eso me da satisfacción, felicidad y orgullo”, detalló.

Samantha Quiroz pidió a la población tomar conciencia sobre estas acciones que “quizá les roben dos o tres horas de su tiempo pero pueden salvar en nuestro caso a pacientes pediátricos, no una vida sino varias, les invitamos para que asistan al centro de donación oficial y ayudar a nuestros niños”, concluyó.

El CETS se encuentra ubicado a un costado del Hospital General de Cuernavaca “Dr. José G. Parres”, y brinda atención de lunes a viernes a partir de 07:00 a 11:00 horas, los sábados, domingos y días festivos de 07:00 a 12:00 horas, cumpliendo con todas las medidas sanitarias contra la COVID-19, para mayor comodidad se puede llamar a los teléfonos (777) 11 22 06 y 418 49 66 para agendar una cita.

Te puede interesar