PIDE SDEyT SER RESPETUOSOS DE LOS AFOROS Y DE LOS PROTOCOLOS DE SALUD EN LAS UNIDADES ECONÓMICAS


• Ante el cambio a color naranja en el semáforo de riesgo por COVID-19, invito a los comerciantes y empresarios a ser responsables de las indicaciones para poder salir adelante: Cecilia Rodríguez

Derivado del anuncio de las autoridades federales y estatales de salud respecto al avance de Morelos en el semáforo de riesgo COVID-19 a color naranja, la Secretaría de Desarrollo Económico y del Trabajo (SDEyT), por medio de su titular Ana Cecilia Rodríguez González, reitera el aforo permitido para las empresas y comercios a fin de impulsar acciones para mitigar el impacto económico del estado.

La funcionaria estatal detalló que esta situación no significa que terminó el riesgo en contagios, por lo que se deben atender puntualmente los aforos permitidos para esta etapa de la contingencia; podrán continuar todas las actividades señaladas en el semáforo rojo, así como las denominadas esenciales.

Cecilia Rodríguez recalcó que podrán laborar con un aforo general del 30 por ciento los centros de trabajo, para las actividades esenciales y no esenciales en micro y pequeñas empresas se reanudarán con el mismo aforo y con una plantilla laboral de hasta 30 trabajadores por tienda, indicando flujos para el tránsito de clientes, con la señalética correcta y medidas de higiene y sana distancia.

En cuanto a los servicios religiosos, cines, teatros y centros culturales en espacios abiertos y cerrados, mantendrán su capacidad máxima del 25 por ciento, mientras que peluquerías, estéticas, barberías, salones y clínicas de belleza, misma capacidad pero con previa cita.

También, Rodríguez González agregó que restaurantes y hoteles deberán laborar al 50 por ciento de su capacidad; las unidades deportivas, balnearios, jardines y salones de eventos y diversión, podrán realizar actividades así como gimnasios y spa, vigilando el cumplimiento de las medidas de salud para contener los contagios y con el aforo del 25 por ciento.

Señaló que continúan las actividades en corporativos y oficinas de servicios profesionales y privado; así como asociaciones y organizaciones, civiles y políticas; comercio en tiendas departamentales y plazas comerciales, aplicando los protocolos de salud y respetando la capacidad máxima del 25 por ciento.

”Se requiere de un esfuerzo coordinado entre la sociedad y el gobierno, porque la prioridad es conservar la salud de todas y de todos, con estas medidas se busca contener los estragos que la pandemia ha originado, invitó a los comerciantes y empresarios a ser responsables y respetuosos de las indicaciones para poder salir adelante”, concluyó.

Te puede interesar