Gobierno municipal respalda manifestación pacífica de madres afectadas por violencia vicaria

Madres organizadas, colectivas y mujeres autoconvocadas realizaron un acto simbólico con motivo del 10 de mayo en la Paloma de la Paz.

En esta concentración exigieron la restitución de sus hijas e hijos sustraídos ilegalmente por sus padres y vida libre de violencia.

Con motivo de los festejos del 10 de mayo, madres afectadas por sustracción parental en el estado de Morelos realizaron un acto simbólico en la glorieta de la Paloma de la Paz en Cuernavaca exigiendo la restitución de sus hijas e hijos a sus hogares, que se admita la Ley Vicaria en la entidad y su estudio, atención, aplicación y sanción en contra de los sustractores y la interferencia parental.

Acompañadas de colectivas y mujeres autoconvocadas, Claudia Leticia Santiago, a nombre de las madres víctimas de violencia vicaria, aseguró que este Día de las Madres no tienen nada que festejar debido a que en el estado se cuenta con una cifra de más de 45 menores sustraídos ilegalmente por sus padres, delito que genera una destrucción a la identidad de las infancias y su sometimiento a los deseos del poder del padre logrando hacia ellas un feminicidio simbólico, que asienta las bases de una cultura de desaparecidos y una tolerancia a la violencia.

A nivel nacional, señalaron que se habla de más de mil 500 niñas y niños sustraídos, recordando que, de acuerdo a cifras del año 2018, el 60 por ciento de infantes reportados como desaparecidos son niñas y niños que sufren sustracción parental, violando sus derechos a un desarrollo libre, a una crianza pacífica y a su propia identidad.

Tras colocar una ofrenda, las madres organizadas y activistas reconocieron el apoyo brindado por el Ayuntamiento de Cuernavaca a las madres afectadas y hacia los derechos de las niñas, niños, adolescente, mujeres y madres, permitiendo llevar a cabo la manifestación pacífica, destacando su compromiso con las leyes nacionales e internacionales en materia de protección a los grupos vulnerables y la efectiva aplicación de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

En representación del Gobierno Municipal, la regidora María Wendy Salinas Ruiz, participó en el acto simbólico donde señaló que dentro del plan de trabajo municipal que encabeza José Luis Urióstegui Salgado se contempla transversalmente el respeto a los derechos humano y el interés superior del menor.

Precisó que algo que ha caracterizado al actual Cabildo de Cuernavaca es su involucramiento en todos los temas en pro de los derechos humanos, en alcanzar una mejor calidad de vida para las niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres cuernavacenses, que las infancias sean más felices y por supuesto, llegar a la justicia social.

La regidora refirió que la administración municipal está trabajando a marchas forzadas para eliminar todos los tipos de violencia que existen; sin embargo, en un trabajo de empatía, pidió que los agresores se reduquen y que la población pueda vivir en armonía con una sociedad tranquila y en paz donde todos los derechos son respetados.

Te puede interesar