Elaboración de dulces típicos, una deliciosa tradición morelense


Los dulces son hechos con productos del campo, de gran valor nutricional, con bajo contenido calórico y de fácil digestión.

El estado de Morelos cuenta con una importante tradición en la elaboración de dulces típicos preparados con elementos obtenidos en el campo morelense, una actividad heredada del pasado colonial de México, por lo que la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro) extiende la información recabada por el Sistema Producto de Amaranto sobre la realización de estas piezas.

Son las alegrías, palanquetas, obleas y jamoncillos los dulces que mayormente se producen de acuerdo a dicho Sistema en Morelos, y se registran en el estado 200 productores de obleas, 200 de alegrías y palanquetas, así como 10 de jamoncillo.

Para la preparación de estos dulces y sus variantes se requieren principalmente amaranto, cacahuate, pepita (obtenida de la calabaza criolla), nuez y miel. El consumo de estos dulces es recomendado por su gran valor nutricional, con bajo contenido calórico y de azúcares, además de ser de fácil digestión.

De acuerdo con el registro más reciente del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), en Morelos anualmente se producen 9.1 toneladas de amaranto, mil 861 de cacahuate, 771 de calabaza criolla, 37 de nuez y mil 95 de miel.

Endulza tu vida con dulces elaborados en Morelos que se venden en toda la entidad, distribuidos en 25 tiendas de los propios productores, supermercados y tiendas de conveniencia; además, a través de compradores de alto volumen, llegan a otros estados como a la Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Guerrero y Querétaro.

Te puede interesar