El Cuexcomate es ícono de la región oriente de Morelos

La pieza fue ampliamente utilizada entre las culturas mesoamericanas.

El Cuexcomate es uno de los elementos icónicos de la identidad cultural morelense, especialmente en la parte baja de la región oriente del estado, colindante con Puebla, en la que se elaboran estos graneros con orígenes prehispánicos manufacturados con materiales naturales como barro, piedra y paja.

Se trata de un silo cuya forma constituye una metáfora de la abundancia y la fertilidad de la tierra. En varios estados del país se han encontrado piezas prehispánicas que comprueban que el Cuexcomate fue ampliamente utilizado entre las culturas mesoamericanas.

Actualmente se considera una joya artesanal, cuya tradición se mantiene viva en la región oriente de Morelos, donde todavía es posible observar algunos de estos graneros tradicionales en pie en los patios de algunas casas y ranchos, específicamente en la comunidad de Chalcatzingo, en el municipio de Jantetelco.

El Cuexcomate tiene forma semiesférica y está compuesto de tres partes, una de ellas es la base circular con cantos rodados, lo suficientemente fuerte para sostener toda la estructura y su carga.

El “cuerpo” medio está diseñado para conservar los granos en buen estado durante un largo periodo, y consta de una estructura hueca realizada con una mezcla de barro y zacate seco.

En la parte superior tiene un orificio por el cual se introduce el grano, mientras que en la parte inferior tiene un orificio más pequeño que servirá para dosificar su consumo.

La parte superior con forma cónica se compone de dos capas: la base o estructura de soporte que tiene forma de red, y la cubierta de zacate que tiene la apariencia de una palapa, y que servirá para proteger la semilla de las inclemencias del tiempo.

La Secretaría de Turismo y Cultura (STyC) de Morelos exhibe réplicas de estos objetos, como el que se encuentra en el Centro Cultural Jardín Borda, y el que es posible ver detalladamente en el interior del Museo Morelense de Arte Popular (MMAPO), donde además es posible adquirir piezas ornamentales en miniatura de 19, 25 o 32 centímetros de altura.

Además, a través del MMAPO, es posible contactar con la comunidad de artesanos morelenses que los realizan cuando alguna persona o institución está interesada en encargar una pieza en cualquier otro tamaño, incluso su tamaño original que va de los 2 a los 4 metros de altura.

Te puede interesar