Donar sangre ayuda al CETS a tener reservas para emergencias

El procedimiento tarda aproximadamente dos horas y es seguro, se aplican todos los protocolos sanitarios

El Hospital General de Cuernavaca, “Dr. José G. Parres”, recibe a pacientes de todo el estado de Morelos, su sala de urgencias es una de las áreas más activas al atender problemas médicos o quirúrgicos agudos que ponen en peligro la vida de la persona que requiere de atención inmediata.

La transfusión de sangre es uno de los tratamientos más utilizados en los servicios de urgencias y esto se complica cuando familiares del enfermo o accidentado no consigue donadores.

Ante esta situación, médicos y enfermeras del nosocomio han solicitado a la población de entre 18 y 65 años de edad sumarse a la donación altruista de sangre, de tal forma que se puedan tener reservas suficientes de contenido hemático. 

Rosa María Zárate Alcalá, médica especialista en urgencias, adscrita al Hospital Parres, detalló que en infinidad de ocasiones se han enfrentado a una serie de atenciones con hombres y mujeres que requieren sangre para mejorar su estado de salud.

“Todas las personas pueden estar expuestas a tener un accidente de cualquier tipo, llegan al servicio de urgencias y si no hay el elemento sanguíneo el paciente puede perder la vida”, explicó la doctora.

La sangre circulante en el cuerpo humano es de entre cuatro a cinco litros, eso depende de la superficie corporal de cada paciente. Cuando hay una emergencia se establece la perdida aproximada con base a los signos vitales. 

Es ahí donde personal médico y de enfermería comienza la búsqueda de un paquete globular en el Centro Estatal de Transfusión Sanguínea (CETS), que depende de Servicios de Salud Morelos (SSM), asimismo, solicitan a los familiares donadores para reponer la cantidad utilizada.

“Es muy importante que donen, porque de esta forma se puede salvar una vida, la sangre no se obtiene de otra forma, entonces si la gente fuera consciente y acudiera de manera voluntaria sería una buena forma de ayudar al prójimo”, destacó Zárate Alcalá. 

El procedimiento tarda aproximadamente dos horas y es seguro, se aplican todos los protocolos sanitarios y de protección para evitar contagios de COVID-19, entre usuarios y personal de salud.

El CETS está abierto de lunes a viernes de 07:00 a 11:00 horas, mientras que sábados, domingos y días festivos de 07:00 a 12:00 horas, está ubicado a un costado del Hospital General de Cuernavaca.  

Te puede interesar