1ra Cadena 106.9 FM

Diálogo por la paz entre el Obispo Ramón Castro y el alcalde Antonio Villalobos

Autor: Radio Fórmula RF Morelos

|

Fecha: 4 febrero, 2020

Reunión cordial en busca de estrategias para fortalecer la unión, la paz y la esperanza a favor de la comunidad y la seguridad.

• “Gente buena y trabajadora se está “yendo”, eso nos preocupa a dos grandes instituciones como lo son Ayuntamiento e Iglesia Católica: alcalde de Cuernavaca.

Como parte de un encuentro interinstitucional entre el alcalde de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, y el Obispo, Ramón Castro Castro, esta mañana se reunieron en la Catedral capitalina, para intercambiar opiniones y estrategias que permitan recuperar la paz de los cuernavacenses a través de mensajes espirituales pacíficos en favor de la tranquilidad de la sociedad, que es buena, amable y trabajadora.

Bajo el principio de la unión y la esperanza, el edil capitalino destacó la importancia de que los titulares de dos grandes instituciones como la Iglesia y la autoridad municipal, en un marco de respeto trabajen de la mano para recuperar la tranquilidad que todos anhelan. “Fue un diálogo cordial con el Obispo, preocupados por los sucesos que han acontecido en las últimas fechas”.

Antonio Villalobos, aclaró que ciudadanos y gobierno deben unirse, trabajar y demostrar cuál es la Cuernavaca que se necesita, hacía dónde ir y qué elementos se necesitan para lograr la armonía y comunión. “Agradezco al Señor Obispo (Ramón Castro) el poder platicar con él, y tratar de hacer una estrategia unidos entre todos los cuernavacenses: (…) veo preocupación en el Obispo porque no hay disposición de todos para hacerlo; a veces gana más el enojo que hay en una sociedad”, comentó al salir el alcalde.

Villalobos Adán dijo que el encuentro con el jerarca católico fue breve, pero objetiva, sobre temas coyunturales, por eso destacó el papel que representan los mensajes morales-espirituales para consolidar la unidad entre los habitantes. “Es momento que veamos juntos, unidos el ver cómo salir adelante; (…) pues gente buena y trabajadora se nos está yendo”.