1ra Cadena 106.9 FM

Dar resultados a la ciudadanía, premisa ética del Gobierno de Cuernavaca

Autor: Radio Fórmula RF Morelos

|

Fecha: 9 noviembre, 2020

  • Asegura la Jefa de la Oficina de la Presidencia, Laura Mendizábal al inaugurar a nombre del alcalde Villalobos el foro “Ética y Valores”.
  • Organizado por la Contraloría Municipal en el Museo de la Ciudad de Cuernavaca.

La vocación de servidores y servidoras públicas es estar cercanos a la gente y ser capaces de dar resultados a la ciudadanía; por ello es que en la presente administración municipal se ha dado prioridad al desempeño honesto, transparente y eficaz del personal del gobierno de Cuernavaca.

Así lo manifestó la Jefa de la Oficina de la Presidencia, Laura Mendizábal Grijalva, quién inauguró a nombre del alcalde, Antonio Villalobos Adán, el foro “Ética y Valores, compromiso municipal”.

Mendizábal Grijalva destacó que si bien por una disposición administrativa ya no se nombra como “Honorable” al Ayuntamiento de Cuernavaca, corrresponde a cada uno de quienes trabajan en la comuna, servir con dignidad, eficacia y honestidad a la ciudadanía”.

Organizado por la Contraloría Municipal, Clara Elizabeth Soto Castor, esta enfatizó que “la ética es una forma de vida y de resolver la vida profesional, personal y familiar; es una conducta y son hábitos que repercuten en la calidad del servicio a la ciudadanía que involucran valores como honestidad, compromiso, transparencia, planeación, evaluación, entre otros.

Dijo que el compromiso diario de funcionarios y trabajadores del municipio de Cuernavaca es practicar el respeto a contribuyentes y entre ellos mismos, puesto que además de vigilar el desempeño y aplicación de los recursos públicos, otra función de la Contraloría es mejorar el desempeño de la gestión municipal.

La conferencia principal estuvo a cargo de la Maestra en Derecho y ex Senadora de la República, Lizbeth Hernández Licona, quien habló sobre el Código de Ética de los servidores públicos al tiempo de definir este principio por su etimología griega, “ethos”, significa “costumbre”, por lo cual, la ética es parte de la vida cotidiana personal, laboral y profesional.

La Senadora de 2012 a 2018 y secretaria de Servicios Legislativos del Senado agregó que la ética proviene de la moral personal y es también “la conciencia de la conducta diaria, y por ello de deber ser sólo parte de un conocimiento técnico de un código, sino que debe vivirse, practicarse, porque si falla la ética, muere la confianza.”

Realizado en el claustro del Museo de la Ciudad de Cuernavaca (MuCiC) la mañana de este lunes, en el foro “Ética y valores, compromiso municipal” participaron los secretarios de Seguridad Pública Municipal (SSP Cuernavaca), Armando Nava Sánchez; de Bienestar Social y Valores (SBSyV), Rafael Baldovinos; Alejandro Flores Archer de Administración y Paola Blanco, directora general del DIF Cuernavaca, además de subsecretarios como el de Gestión Gubernamental, Debendrenath Salazar Solorio, directores y jefes de departamento del gobierno capitalino.

Al concluir su participación, la ponente Lizbeth Hernández Licona recibió el reconocimiento del Ayuntamiento de Cuernavaca, de manos del Secretario de Seguridad Pública, Armando Nava Sánchez, continuando el ejercicio con las exposiciones de cuatro directores generales de la Contraloría Municipal.

Temas y ponentes fueron: Raúl Alcántara Botello, quien habló en materia de prevención de conductas no éticas y atención ciudadana; Maricruz Gómez, sobre la importancia de la declaración municipal; Julio Villanueva, en cuanto a procedimientos de responsabilidad del servidor público y Guillermo Doring, con mejora de la gestión.

Laura Mendizábal Grijalva, Jefa de la Oficina de la Presidencia hizo entrega de los reconocimientos a los cuatro ponentes del Foro “Ética y valores, compromiso municipal” que concluyó con la charla motivacional de Marisol Rodríguez, terapeuta en Comunicación Humana, quien impartió dinámicas corporales y emocionales vinculadas a la actitud y la práctica de la ética, no sólo como una obligación, sino como parte de los valores personales, familiares y comunitarios de servidoras y servidores públicos de cualquier nivel del servicio público.