Avanza Morelos en programa piloto para el regreso a clases presenciales seguras

El próximo martes 22 de junio reabrirán 100 escuelas de nivel básico con estricto apego a los lineamientos de la Federación.

Dando cumplimiento a las instrucciones del gobernador del Estado, Cuauhtémoc Blanco Bravo, el secretario de Educación de Morelos, Luis Arturo Cornejo Alatorre dio a conocer que Morelos está preparado para un regreso a clases presenciales seguro.

Lo anterior, al precisar que el jefe del ejecutivo ha mostrado un interés permanente para que éste sea exitoso; y el trabajo realizado desde meses atrás genere un sentido de certidumbre en las familias, niñas, niños, adolescentes y jóvenes así como al magisterio morelense.

El secretario de Educación mencionó que el reabrir las escuelas se basa en los múltiples beneficios que la escuela proporciona a nuestra sociedad ya que cuando el alumnado asiste a los planteles se genera un sentido de normalidad, estabilidad, estructura y esperanza para el futuro.

Derivado de lo anterior, manifestó que en el Programa Piloto de Regreso a Clases Presenciales Seguras en Morelos a implementarse a partir del próximo martes 22 de junio, reabrirán 100 escuelas de nivel básico, de las cuales 25 son preescolar, 60 primarias y 15 secundarias, mismas que estarán reanudando actividades de forma voluntaria y escalonada.

Cabe señalar que se seguirán a cabalidad los lineamientos establecidos por la federación para el reinicio de clases presenciales; se reactivarán los comités participativos de salud escolar, mismos que se crearon en marzo del año pasado integrados por madres, padres de familia, tutores y docentes, que ayudarán de manera responsable en los filtros de ingreso a los planteles.

Para el nivel medio superior, se realizará la apertura de los cinco planteles del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyTE Morelos); tres del Colegio de Bachilleres del Estado de Morelos (Cobaem), mientras que el Colegio de Educación Profesional Técnica del Estado de Morelos (Conalep Morelos) mantendrá clases a distancia.

En el caso de educación superior, también reanudarán actividades el 22 de junio las tres universidades públicas que pertenecen al Sistema Educativo Estatal que son la Universidad Politécnica del Estado de Morelos (Upemor), Universidad Tecnológica Emiliano Zapata (UTEZ) y la Universidad del Sur del Estado de Morelos (UTSEM).

En cuanto a los subsistemas federales, cumplirán con el calendario escolar establecido desde el inicio del ciclo escolar y reanudarán actividades presenciales hasta el ciclo escolar 2021-2022; mientras que, para las instituciones de educación particular, podrán abrir sus puertas siempre y cuando cumplan con los requisitos y lineamientos que la autoridad educativa en estos niveles ha establecido.

Por su parte, el director general del Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM), Eliacín Salgado de la Paz, subrayó que la incorporación de los alumnos a las aulas será al 50 por ciento del grupo por día para procurar el distanciamiento físico, es decir, los lunes y miércoles asistirá la mitad del grupo, mientras que martes y jueves el resto; en tanto que los viernes serán para regularización y atención de casos específicos.

Además, el funcionario señaló que se trata de planteles escolares en donde a lo largo del periodo de educación a distancia se han presentado dificultades o incidencias de conectividad. Por esta razón es que previamente hubo un consenso con padres de familia, docentes y directivos para su incorporación a este programa piloto en Morelos; asimismo, mencionó que el IEBEM realizará acciones de fumigación y desinfección en las escuelas seleccionadas.

En su intervención, la subdirectora de Salud Pública de Servicios de Salud de Morelos (SSM), Cecilia Guzmán Rodríguez detalló que apegados al lineamiento federal de “Escuela Segura”, en caso de detectar un caso positivo a COVID-19, se procederá a la interrupción de clases; asimismo, se llevará a cabo la vigilancia epidemiológica correspondiente para implementar medidas sanitarias.

Por último, se reiteró que es importante estar preparados para enfrentar los desafíos de un modelo hibrido que combine la enseñanza presencial y a distancia, poniendo énfasis en las estrategias de enseñanza que resulten más efectivas dadas las condiciones actuales de la nueva normalidad y la nueva escuela mexicana.

Te puede interesar