1ra Cadena 106.9 FM

Graco Ramírez inicia el rescate de la zona boscosa de El Cebadal y tierras de cultivo afectadas por incendios forestales

Autor: Radio Fórmula RF Morelos

|

Fecha: 3 Junio, 2017

En el lugar del incendio, ocurrido el pasado marzo, el Gobernador puso en marcha la jornada de reforestación y entrega de seguro agrícola a productores de sorgo, maíz y aguacate.

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, comprometió todo el esfuerzo de su gobierno para la recuperación de la zona boscosa y agrícola de El Cebadal, ejido de Santa María Ahuacatitlán, y Buena Vista del Monte, afectadas por los incendios forestales registrados en marzo pasado: “No nos hemos olvidado de ustedes”, dijo a los campesinos.

Asimismo, llevó a cabo el pago del Seguro Agrícola a productores de sorgo, maíz y aguacate, que por primera vez es cubierto por afectaciones causadas por un incendio; además, encabezó la reforestación de la zona siniestrada con especies de árboles de la región.

Desde El Cebadal, Graco Ramírez advirtió que su gobierno no va a permitir que sean aprovechados los daños causados por los siniestros forestales para el cambio de uso de suelo, y menos aún para el desarrollo de fraccionamientos, porque Morelos no puede perder sus bosques y debe seguir siendo el estado más bello de naturaleza en el Centro del país.

Cabe señalar que los días 22 y 23 de marzo se registraron tres incendios forestales de grandes magnitudes en las zonas boscosas de los ejidos de Buena Vista y Santa María Ahuacatitlán, afectando mil 200 hectáreas, de las cuales cien corresponden a áreas de cultivo de sorgo, maíz y aguacate, el sistema de riego y una olla de agua, en perjuicio de 93 ejidatarios por el fuego.

“Vamos a trabajar por recuperar estas áreas. Yo sí quiero que seamos muy claros: No podemos aprovechar el incendio para cambiar el cultivo; esto no se puede hacer, no se debe hacer” y la ley lo prohíbe, apuntó al reconocer la labor de las brigadas de los Zacatuches y de la Conafor por haber logrado el control y extinción del incendio, sin que se haya perdido ninguna vida.

Resaltó que Morelos cuenta con las áreas naturales más grandes del país con relación a su territorio, y por ello la estrategia de preservación, prevención y combate de incendios, coloca a la entidad entre las diez con mayor capacidad de respuesta y menor afectación de hectáreas por incendio.

“Por eso, desde ayer, hemos sembrado cinco mil nuevos árboles por la temporada de lluvias, y hoy lo vamos a hacer también, para dar la señal que la reforestación hay que hacerla con las especies mismas del estado de Morelos y hacer que esa reforestación sea también para la cultura de nuestros estudiantes”, sostuvo.

Graco Ramírez indicó que tomó la decisión de iniciar él la reforestación en El Cebadal para mandar la señal de que “estamos respondiendo a las demandas de preservación de los bosques. Queda claro que no podemos cambiar el uso de los bosques y no lo vamos autorizar, porque iríamos perdiendo un importante pulmón y la sustentabilidad de nuestro territorio”.

Precisó que en ninguna reserva forestal se va a permitir la construcción de fraccionamientos: “No se puede autorizar y no vamos a permitirlo”, advirtió al tiempo de señalar que habrá actos de autoridad para detenerlo, como ya sucedió en El Texcal.

Con los productores de El Cebadal, Santa María Ahuacatitlán y Buena Vista del Monte, el gobernador Graco Ramírez comprometió recursos por 3.8 millones de pesos para sustituir el sistema de riego (mangueras) y la membrana de la olla de agua, afectadas por el siniestro; la entrega de fertilizantes y la poda de árboles para su recuperación.

Así como mantener el apoyo en fertilizantes y asesoría técnica para la recuperación de los cultivos de sorgo, maíz y aguacate; y facilitar su comercialización en mejores precios.

En tanto, el secretario de Desarrollo Sustentable, Topiltzin Contreras, dejó en claro que “los bosques van a seguir siendo bosques” y agregó: conforme a la ley, zonas siniestradas están consideradas en veda por los próximos 20 años.

Roberto Ruiz Silva, secretario de Desarrollo Agropecuario, explicó que el sistema de riego afectado será sustituido con mangueras nuevas y se pondrá una nueva membrana a la olla de agua; además, informó a los 97 ejidatarios afectados que todos recibirán el pago del seguro agrícola, que por primera vez, cubre daños causados por incendio.